EN EL MAPA DELICTIVO de Ciudad México Tenochtitlan que elabora la Secretaría de Seguridad Pública capitalina ubica a la colonia Doctores como una de las zonas de mayor riesgo, sólo después de barrios como Tepito, la colonia Morelos e Iztapalapa. Ubicada en el cinturón que rodea al centro histórico del Distrito Federal, de acuerdo con los reportes policiacos, en esta zona proliferan el robo de autos y el secuestro.

Pero no todo es así. Desde hace dos años una especie de oasis se ha formado en este desierto de hospitales de vehículos que muestran sus intestinos y estómagos metálicos batidos de grasa y óxido; ambulantaje, tienditas de droga y puestos de garnachas.

Ahora el artista experimental Luis Ricaurte (Colombia, 1964) ha instalado su taller en esta zona de la ciudad que abraza una parte del contorno del centro de la capital. Se trata en realidad de un espacio donde se capacita a artistas en el trabajo de la gráfica, aparte de que alberga exposiciones y promueve que vengan a vivir artistas de otras regiones del mundo.

Un centro, dice el colombiano naturalizado mexicano, que busque modificar la percepción en oposición que tiene la colonia Doctores “aunque nosotros no somos los mesías que pretendemos salvar a la gente”, enfatiza, mientras toma otro sorbo de café colombiano que ha preparado.

A decir de Ricaurte, este espacio es un lugar de experimentación, tanto para él -que emplea en su búsqueda creativa tecnología de punta- como para otros artistas que son invitados por el TEG, en un proceso dialéctico, de conversación entre creadores en el que Ricaurte comparte su técnica de lásergrafia. Agrega, por otra parte, Jaime Tamayo, curador de este lugar, que “el uso experimental del lásser en la producción de grabado en diversos materiales como el acrilico, la madera, el metal y la piedra, ha sido una de las mayores aportaciones de su trabajo al quehacer gráfico mundial”.

El artista señala que también han hecho alianzas internacionales con sitios como el Museo Rojas de Argentina, que es el museo de la UBA, para enviar trabajos de artistas desde méxico para que se expongan allá. También está el Museo Nacional de la Estampa de Argentina, y tenemos un espacio en Colombia, en Cartagena… También estamos en negociaciones con la Organzación Nelson Garrido (ONG), y con el Museo de Arte Moderno La Tertullia que tiene una vocación gráfica y que alberga a un ente desarrollado entre México Y Colombia, que se llama Espacio Temporal que es un “escaparate de todo lo que se produce en el TEG”.

Esta colonia tiene también una larga tradición artística gráfica, por ejemplo, en la calle Doctor Manuel Villada número 46 se encuentran el Taller de Gráfica Popular donde estuvieron artistas como José Guadalupe Posada, uno de los artistas más importantes del siglo 20.